UFLO
 Menu
travesti istanbul travesti bursa travestileri
EN LOS MEDIOS


 
La Universidad de Flores, en cada una de sus áreas de estudio, es consultada por medios de comunicación como fuente de conocimiento. En este apartado encontrarás una selección de notas publicadas con temas de interés social y científico.




El relato de una testigo refuerza la hipótesis del “éxtasis líquido”

Tragedia de Costa Salguero Sería una de las sustancias que mató a los chicos. Desde la investigación confirmaron que, salvo el GHB, la joven tomó lo mismo que uno de los intoxicados.

 

NOTA

Una amiga de Nicolás Garzón (24), uno de los sobrevivientes de Time Warp que recibió el alta médica el jueves pasado, declaró ante el juez federal Sebastián Casanello que, durante la fiesta electrónica, ella había consumido lo mismo que el joven que terminó en la terapia intensiva del Hospital Argerich y luego del Británico, con una única diferencia: “Según la chica, que es una testigo de identidad reservada, a Nicolás le convidaron de una botella de agua que tendría la droga GHB”.

Este dato, confirmado a Clarín por fuentes cercanas a la investigación, viene a reforzar una versión que ya circulaba a través de las redes sociales y vinculaba las intoxicaciones con la mezcla de pastillas con esta sustancia líquida. Según Martha Braschi, toxicóloga de los Hospitales Gutiérrez y Alemán, se trata de una droga de “difícil manejo” y “el riesgo de sobredosis es muy alto”.

“Entre la alucinación y el paro cardiorrespiratorio hay poco margen”, describe. Al GHB (ácido gamma hidroxibutírico) se lo conoce como éxtasis líquido aunque, en realidad, no es una anfetamina. “Lo llaman así por el efecto alucinógeno que genera: en las fiestas electrónicas está de moda y se utiliza como droga de diseño porque ocasiona trastornos sensoperceptivos buscados por estos grupos”, explica Braschi. Mirá también: Time Warp: buscan recuperar un archivo que fue destruido La especialista destaca que los adolescentes eligen al GHB para “contactarse con el otro de una manera alternativa” porque al tomarlo la persona “se desinhibe, se le altera la visión y aumenta su sensibilidad corporal”. La ingesta de este estupefaciente, diluido generalmente en agua, es muy peligroso. “Esta droga es un depresor del sistema nervioso central que, al mezclarse con otro depresor, puede resultar fatal. Por ejemplo, al combinarlo con alcohol o con marihuana el efecto se potencia y el sujeto tiene altas probabilidades de entrar en coma o hacer un paro cardiorrespiratorio”, agrega Braschi, quien aclara que incluso puede pasar esto no habiendo consumido las dos sustancias al mismo tiempo sino durante la misma noche. Tomar el GHB con un estimulante, como es la pastilla Superman, también puede resultar grave.

“En ese caso, la persona tiende a perder la percepción de la intoxicación, la noción del tiempo y el contacto con la realidad”, sigue Braschi. Mirá también: Stinfale cargó contra el papel del Estado y las víctimas, pero continuará detenido Por esto, también se suele recurrir a este estupefaciente para concretar robos y hasta dicen que es “la prima de la burundanga” (por el efecto, no por el mecanismo de acción). Y, en este sentido, los expertos remarcan que olvidar lo que ocurrió luego de tomarla o, por lo menos, tener “lagunas” es una de las señales del día después.

Liliana Augusto, coordinadora de la tecnicatura en Prevención de Adicciones de la Universidad de Flores, se refiere a esta sustancia- que viene en botellas pequeñas o en ampollas y es “inodora e incolora y tiene un leve sabor salado”, como “la droga de la violación o el beso del sueño”. “Es muy probable que alguno de los chicos haya ingerido GHB por todas las consecuencias que sufrieron. Además de pérdida de consciencia, su consumo genera dificultad para respirar, náuseas y convulsiones”, detalla la especialista, quien asegura que pueden darse “dos efectos contrarios: la euforia total o el coma profundo”.

Mirá también: Declaró Stinfale y seguirá preso: le apuntó a la falta de control estatal y a las víctimas Augusto coincide en que en eventos como la fiesta Time Warp de Costa Salguero se suele tomar esta sustancia. “Yo tenía un paciente en rehabilitación que ponía la entrada para la Creamfield en un sobre junto con la ampolla de esta droga que luego consumía adentro”, suma Augusto, quien resalta que “por el boca a boca, en el último tiempo esta droga se está haciendo todavía más conocida”.

Si bien aún no están los resultados toxicológicos, la Justicia ya sabe que las muertes estuvieron vinculadas con el policonsumo y que en los cuerpos de los fallecidos se encontró mucha cantidad de éxtasis, cristales de metanfetamina, marihuana y GHB. Lo que todavía no queda claro para los investigadores es si las pastillas que ingirieron estaban “adulteradas”, es decir, si la fórmula experimental no era apta, a tal punto de resultar letal.