UFLO
 Menu
travesti istanbul travesti bursa travestileri

 

NOVEDADES

Una egresada de la UFLO vuelve a brillar en el deporte



La gimnasta aeróbica Sol Magdaleno obtuvo dos medallas en el reciente Campeonato Panamericano disputado en Perú.

En lo que es ya una saludable costumbre para la institución, nuevamente un deportista formado en la Universidad de Flores obtuvo un destacado logro. Se trata de Sol Magdaleno, quien acaba de regresar del Campeonato Panamericano de Gimnasia Aeróbica con dos medallas representando a Argentina: un primer puesto en la categoría Grupo –instancia que Sol compartió Rocío Veliz, Micaela Villa, Catalina Juri y Florencia Cagnola– y un octavo puesto en categoría Individual en semifinales. El torneo, uno de los más prestigiosos de la disciplina, se disputó en Lima, Perú, entre el 24 y 27 de noviembre.

Para esta licenciada en Actividad Física y Deporte egresada de UFLO el éxito internacional no es nuevo. A sus 29 años, Sol participó de cinco mundiales de gimnasia aeróbica y fue finalista de uno (Cancún 2014). Pero su historia empieza en Pigüé, una ciudad distante 542 kilómetros de Capital Federal. “Mi mamá era profesora de Educación Física ahí, así que prácticamente nací adentro de un gimnasio. A los ocho años empecé a competir en los Torneos Juveniles Bonaerenses. Primero contactamos a profesores de Bahía Blanca, que era lo que más cerca nos quedaba, y más tarde ya empecé a entrenar en Buenos Aires”, recuerda Sol.

A la hora de encarar una carrera universitaria, la UFLO la sedujo por su compromiso con el deporte y la flexibilidad horaria. “Como cursaba a la mañana, tenía la tarde libre para entrenar. Mi familia me ayudó mucho económicamente. Trabajaba como profesora de pilates, pero obviamente no para sustentar la carrera”, cuenta. En 2009 se recibió de profesora y este año alcanzó la licenciatura.

Al igual que otros deportes amateurs de nuestro país, a la gimnasia aeróbica le cuesta llegar a los primeros planos. “Al no tratarse de un deporte olímpico, no es tan conocido –señala Sol–. Por eso muchas veces no tenemos apoyo. Ni siquiera contamos con el piso oficial de competencia, entonces, por ejemplo, es imposible jugar un mundial acá”. Actualmente, el seleccionado local entrena en las canchas de básquet del club Pinocho, en Villa del Parque.

“Tenemos una beca de 4500 pesos que nos da el Ministerio de Educación y Deportes, que no incluye ni pasajes ni estadías. Tampoco a los jueces, que son los encargados de evaluar la puestas de las gimnastas”, se resigna Sol. De todas formas, seguramente para ella, éxitos como el reciente en Perú cuentan con muchísimo más valor.

Publicada el 05/12/16