UFLO
 Menu
travesti istanbul travesti bursa travestileri

 

NOVEDADES

Perfil de un femicida, según una investigadora de UFLO



Tomando como objeto la antesala del acto criminal, la psicóloga forense Patricia Martínez Llenas estudió doce casos penales por homicidio, entre los que se encuentra un resonante asesinato de una mujer en Río Negro.

¿Qué pasa por la mente de un asesino a la hora de consumar el hecho? Es el interrogante central que plantea el proyecto de la Lic. Patricia Martínez Llenas, psicóloga clínica forense e investigadora de la Universidad de Flores, quien junto a un grupo de especialistas analizó doce casos penales por homicidio ocurridos en Cipolletti, Río Negro. El estudio aborda el pasaje al acto criminal, concepto que pretende comprender desde los contenidos intrapsíquicos del autor a partir de la aplicación de técnicas de exploración psicológicas proyectivas –como, por ejemplo, el psicodiagnóstico de Rorschach– y las técnicas gráficas proyectivas.

“Se refiere a actos irreflexivos, impulsivos, fuera de control o difícilmente controlables. De ahí que el autor del pasaje al acto reemplace la reflexión por medio del acto. Por eso la frase tan repetida de estos criminales, que cuando se les pregunta por el motivo que diera origen a su accionar homicida, responden ‘No sé, me agarró así, no sé por qué’”, señala Martínez Llenas, quien seleccionó los casos a partir de su experiencia como perito psicóloga.

Si bien la investigación es previa al auge del movimiento Ni Una Menos, es inevitable detenerse en un femicidio incluído en el relevamiento, que conmocionó a la sociedad rionegrina.  Sucedió en 2014, en la localidad de Catriel, donde un hombre asesinó de una puñalada en el cuello a su expareja delante de sus dos hijas. El caso estuvo a cargo de la Cámara Segunda de Cipolletti, que condenó al autor del hecho a prisión perpetua.

Como aclara Martínez Llenas, es erróneo trazar un único perfil de femicida, dado que cada uno responde a sus propias motivaciones, estudiadas desde los factores intrapsíquicos. Pero nada impide sospechar que las características del asesino de Catriel se repitan en otros homicidas. Según la psicóloga, “se trató de un caso de personalidad psicopática, agresiva-violenta. Transgresiva en cuanto al estilo de vida, consumo de drogas ilícitas, que a través de racionalizaciones machistas y revanchistas en contra de la figura de la mujer, que ya no admite maltratos y decide poner un punto final a una historia de pareja asimétrica, despierta ideas de venganza, odio, y aniquilación”. La especialista agrega que el homicida se encuadra dentro de “personalidades con severos trastornos psíquicos empeorados por el consumo toxicológico de sustancias. Se encontraron respuestas propias de la organización narcisista con claros rasgos psicopáticos homicidas”.

No se trata de un diagnóstico menor, teniendo en cuenta un contexto donde, según estadísticas, cada 30 horas una mujer es víctima de violencia de género. Estudios como el de la Lic. Martínez Llenas, basados en casos testigos, ayudan a clarificar y –sobre todo– a saber actuar a tiempo.

Publicada el 29/11/2016