Editorial UFLO
Cambio Cognitivo: Las nuevas Ciencias de la conducta

_$125.00

Cambio Cognitivo: Las nuevas Ciencias de la conducta

Autores:

$125.00

Limpiar

El término “cognitivo” corresponde etimológicamente, en su origen latino, a los conceptos de conocimiento y conocer. Conocer es “captar o tener la idea de una cosa”.

 

Los datos de la realidad externa y algunas experiencias internas que se presentan, son re-presentados en la mente mediante conceptos abstractos (palabras, pensamientos, creencias) y en forma sensorial (imágenes visuales, auditivas, gustativas, olfativas y táctiles), que nunca corresponden exactamente a la realidad externa. El cerebro no es una cámara fotográfica. Por la masa de información entrante, es inevitable que omitamos algo, distorsionemos algún dato acorde a nuestra subjetividad o generalicemos en exceso (todo-nada, nunca-siempre, malo-bueno, etc.).

 

Dichas representaciones tienen como sustrato la corteza cerebral: el hemisferio izquierdo en los diestros para palabras, pensamientos y números y el derecho, para las imágenes. En más del 90% de los casos, los estímulos externos e internos (input) son registrados en estas estructuras corticales. Allí son procesados, otorgándoseles sentido (throughput) y se toman decisiones en base a ellos.

 

Desde allí, la información pasa a las estructuras del cerebro límbico, en el centro del mismo, donde activa emociones y sensaciones físicas. El próximo paso consiste en una conducta verbal o no verbal (output), cuyas consecuencias pueden volver como un nuevo estímulo a este sistema (feedback). A partir de la mitad del Siglo XX se difundió a terapia cognitivo-conductual, que toma en cuenta los procesos mentales previos a los comportamientos. Como dichos procesos “no eran visibles”, el conductismo tradicional lo descalificó  lo consideró dentro de una “caja negra” cerebral. Por eso, antes de insistir que se cambie la conducta “como comer de más, levantarse tarde o incumplir con el estudio”, s necesario actuar sobre los pensamientos e imágenes de los cuales emanará el comportamiento a corregirse.

 

En un pequeño porcentaje de los casos, en situaciones de alarma y emergencia extremas, el estímulo externo pasa directamente a través de la amígdala cerebral al cerebro límbico, salteando la corteza cerebral, y produciendo la emisión de alguna conducta refleja, generalmente de supervivencia.

 

Hemos resumido estos procesos en el paradigma “Pienso y Veo, luego Siento y Hago”, cuyo corolario es: Si cambio lo que pienso y veo, cambiaré lo que siento y hago.

De este modo, todo aprendizaje se produce mediante los mecanismos de cognición verbal y de imágenes.

 

En el contexto de esta obra, el cambio se refiere al paso del Estado Actual a un Estado Deseado, siendo el mismo de tres tipos:

1.Pensamientos o conceptos, 2. Actitudes y 3. Comportamientos verbales y no verbales.

A través de 45 trabajos científicos, previamente publicados, el autor principal del libro y sus colaboradores presentan diferentes aportes, basados en los conceptos y técnicas de las nuevas ciencias de la conducta, en un lenguaje comprensible tanto para los especialistas, como otros profesionales y el público culto en general.

 

Agradecemos los comentarios y sugerencias de los lectores, dirigidas a nuestra dirección de correo

Precio

Digital

Categorias de los productos